Ainhoa Iribar Lizeaga

18/03/2021

reset

Tanto a nivel personal como en espacios profesionales, suele ser habitual sentir la necesidad de pulsar la tecla reset de vez en cuando, teniendo en cuenta la velocidad con la que cuenta la sociedad de hoy en día. Un reto simple a la vez que complicado.

El primer paso sería darnos cuenta de la situación. Sentir que vamos encima de un caballo y que las riendas del mismo están controladas por otra persona o dependen de varios factores que están fuera de nuestro control. Claro está que esa situación puede tener sus ventajas, pero también tenemos que ser conscientes de que a la larga puede ser una situación insostenible. Nuestro día a día estará basado en aquello que debemos hacer y no en aquello que nos gustaría hacer. Las necesidades básicas no tendrían nombre, espacio ni lugar.

Si ponemos el foco en el ámbito personal, a pesar de tratarse de algo complejo, seguramente llegará el momento de explotar y de sacar las fuerzas suficientes para buscar posibles soluciones. Estas soluciones pueden tener diferentes matices: desde tomar ciertas decisiones importantes a separarnos de caminos hasta ahora recorridos o de personas de confianza, buscar simples remedios para hacer frente a situaciones de incomodidad…

Por el contrario, en cuanto al ámbito profesional, ¿contamos con los mismos medios para poder hacer frente a una situación que nos ha superado, respirar y poder seguir adelante?

En ciertas ocasiones se tratará de decisiones importantes en donde podamos incluso llegar a sentir que necesitamos alejarnos por un tiempo del propio proyecto. Otra veces, en cambio, necesitaremos recursos simples para hacer reset y pasar de una reunión a otra. Aun así, en empresas y organizaciones pequeñas como la nuestra ¿tenemos la capacidad de dar respuesta a este tipo de «parones»? Por una parte, para darnos incluso cuenta de que queremos/debemos hacerle frente y en segundo lugar, ¿tenemos capacidad suficiente para poder generar alternativas válidas?

En TaPuntu tenemos claro que sí queremos hacer frente a esta necesidad, teniendo en cuenta que el cuidado de las personas que formamos parte del proyecto es el eje central de nuestra cooperativa. Aun así, siento también que nos hemos quedado sin ideas para poder generar o plantearnos acciones concretas para poder hacer reset.

Siendo conscientes que la intercooperación es clave para avanzar, ¿podríais compartirnos acciones de reset que habéis puesto en marca desde vuestros proyectos?

Muchas gracias de antemano 😉