Esta semana es mi turno para escribir en marcha. Hace poco más de un mes supe que me tocaba escribir esta semana, un mes pensando en los temas y quitándomelos de la cabeza. ¿Qué música oigo al diseñar? No. ¿10 claves para hacer un buen diseño? ¡Bah! No se me ocurría nada bonito. Hasta hoy. Mientras trabajaba con un proyecto en el que estoy muy concentrado, he escuchado una canción. Un tango. Volver, Carlos Gardel. Qué bonito. 20 años no es nada, dice en una estrofa. Y eso me ha hecho pensar. ¡20 años! ¿Qué estaría haciendo hace dos décadas? Justo estos días hará 20 años que terminé mis estudios de diseño y me que di cuenta de que me encontraba solo y perdido en alta mar. No hay ningún alumno que no haya sentido ese sentimiento al finalizar sus estudios.

¿Qué ha pasado en el mundo del diseño en estos 20 años? O mejor dicho, ¿qué ha pasado en el mundo del diseño, en mi opinión?

Progamas de diseño

Hace 20 años no utilizábamos muchos programas de hoy en día. En lugar de utilizar Adobe Illustrator, empezamos con Aldus Freehand, que luego se convirtió en Macromedia Freehand. Al principio se podían hacer cuatro cosas, pero no necesitábamos nada más, cuatro círculos, dos triángulos, un cuadrado, cambiar los colores y poner el texto ¿para qué más?

También teniamos Photoshop, sí. Si nos hubieran contado hace 20 años lo que se puede hacer hoy en día con este programa, no nos lo podríamos creer. ¿Y con qué hacíamos las maquetaciones? QuarkXpress. Odiaba este programa, nunca me gustó. Menos mal que apareció InDesign, si no no se qué hubiera hecho.

 

 

Personas

En estos 20 años ha cambiado mucho la forma de ser de los y las diseñadores/as. Hace 20 años, nuestra pasión era diseñar cosas con sentido, bonitas. Hoy en día, la responsabilidad de las personas que diseñamos no es otra que vender. Su ego y sus trabajos. Muchas veces se esconden detrás de la palabra branding. Pero no se ponen del lado del cliente al hacer esa marca, sino del éxito de cada uno. El objetivo es mostrar a quién se ha hecho el trabajo, en lugar de mostrar el trabajo. Hace 20 años nos daba igual para quién era el encargo, lo importante era el trabajo realizado.

Sí, han cambiado muchas cosas en estos 20 años. Y como dice la canción de Gardel:

Volver
con la frente marchita
las nieves del tiempo
platearon mi sien.

Sentir
que es un soplo la vida
que veinte anos no es nada
que febril la mirada
errante en las sombras
te busca y te nombra.

Vivir
con el alma aferrada
a un dulce recuerdo
que lloro otra vez.

Volver, siempre tenemos que volver al principio, no olvidemos los miedos, los nervios y la inexperiencia con la que empezamos.

Sentir, guardar sentimientos bonitos y no olvidar los feos. El camino a veces ha sido duro.

Vivir, ¿qué sería de la vida sin el diseño y qué seriamos los diseñadores sin la vida?

Han pasado 20 años desde que empecé a diseñar, me esperan otros 20 (al menos) para ir alargando el camino y seguir aprendiendo y enseñando cosas.