Mikel Olaiz Garmendia

12/06/2020

Askatasun teknologikoa, denon esku?

Últimamente se está hablando mucho sobre la soberanía tecnológica en varios ámbitos. Además, la intensidad está subiendo poco a poco.

Por ejemplo, esta semana se ha puesto en marcha una campaña en contra de que la UPV lleve todos sus correos electrónicos a servidores de Microsoft, durante el confinamiento Izarkom ofreció conexión a internet de manera gratuíta a aquellos/as niños/as que no tenían acceso a él, algunas semanas antes estuvimos buscando herramientas para facilitar el teletrabajo de manera desesperada, … ¿Y quién no ha leído estas últimas semanas alguna opinión sobre las herramientas privativas que se usan el el ámbito educativo?

Decisiones colectivas, por encima de lo individual

En mayor o menor medida, todas las personas tomamos decisiones acerca de las tecnologías, sea en torno a los aparatos electrónicos, sea en relación a las herramientas o sea sobre las infraestructuras: ¿Qué ordenador me voy a comprar? ¿Cómo voy a compartir los documentos con mi alumnado? ¿A qué empresa proveedora le contrataré el servicio de mi móvil?

Aunque a priori puedan parecer decisiones personales, en muchos casos son decisiones a tomar de manera colectiva: si vamos a decidir dónde guardar los ficheros de nuestra empresa, deberemos tomar la decisión de manera conjunta; si tengo que compartir un documento con un/a cliente/a, tendremos que elegir una herramienta en la que ambas partes nos sintamos cómodas; si vamos a decidir la herramienta de gestión de una escuela, la decisión corresponde a toda su comunidad.

Y en medio de todo este embrollo, la covid-19. El haber tenido que hacer salto al teletrabajo de manera precipitada tiene sus lados positivos y negativos. Por un lado, esta situación especial ha traído a primera línea un tema que no estaba en la agenda en muchos lugares (empresas, instituciones, escuelas, …) y han tenido que tomar decisiones en un rumbo. La parte negativa es que estas decisiones se han tomado de manera muy rápida. Aunque este tipo de decisiones se tomen a la ligera en muchas ocasiones, se deberían reflexionar de manera colectiva, ya que son decisiones políticas. Y, por supuesto, las prisas y la distancia no ayudan. ¿Y si aprovechamos la situación para decidir qué rumbo tomamos en este ámbito?

Si vamos a tomar decisiones en este ámbito, no dejemos a nadie fuera. Elijamos y trabajemos herramientas que puedan estar al alcance de cualquiera. Si el objetivo es que sirvan para contruir una sociedad más libre, deberán servir para todas las personas (por precio, por facilidad de uso, …). No ampliemos las brechas ya existentes.

Incluso las personas que antes no lo veían claro, han podido ver caer el mito del individualismo. Las personas somos interdependientes y vivimos en una sociedad basada en ello.

Dependencias

Los gigantes tecnológicos son expertos en nadar en mares de masas. Saben muy bien cómo crear dependencias respecto a las herramientas, cómo desarrollar soluciones atractivas y baratas (a veces, baratas en lo económico y caras en lo respectivo a nuestros datos) y cómo mostrar su aparato o herramienta como la mejor solución.

Muchas de nosotras, siguiendo las inercias, nos hemos acostumbrado ya a ciertas formas de trabajar, y cambiarlas, como en cualquier ámbito de la vida, supone en parte renunciar a nuestra comodidad.

Relacionado con este tema, hace pocas semanas supimos que Adobe sufrió un colapso en Estados Unidos. Estas son señales que nos hacen ver claramente la magnitud de nuestras dependencias.

Acerca de admitir nuestras contradicciones

No, no soy ejemplar en este ámbito. Al menos, no por ahora. Creo que es imposible trabajar las transformaciones partiendo de nuestros complejos, que cada una de nosotras ha tenido un recorrido diferente y que haremos este camino partiendo de diferentes puntos de partida.

En este sentido, no me parece efectiva la estrategia de demonizar a los gigantes tecnológicos, ya que casi todas las personas utilizamos sus aparatos, herramientas o infraestructuras, en mayor o menor medida. La culpa no es una buena herramienta pedagógica.


Información complementaria acerca de este tema:

  • Resumen de las jornadas Euskarabildua del año 2019:

Imagen: Reza Rostampisheh