Ainhoa Iribar Lizeaga

30/07/2020

linkedin profila

La red social LinkedIn puede llegar a ser muy útil para conseguir ciertos objetivos profesionales. Entre otros, búsqueda de trabajo, búsqueda de socios/as o colaboraciones para nuestro negocio, compartir conocimiento y aprender a través de personas referentes de nuestro campo…

Dicho esto, en el caso de que te encuentres en un proceso de búsqueda de empleo y quieras trabajar la herramienta con el fin de dar con nuevas oportunidades laborales, esta entrada te resultará interesante.

En primer lugar, será importante que tengas claro que al igual que en otras herramientas de marketing, en LinkedIn existe también el posicionamiento. Es decir, tendrás que conseguir que tu candidatura aparezca entre las primeras páginas de resultados cuando las empresas que te pueden llegar a interesar realicen una búsqueda con el fin de encontrarte.

Para trabajar el posicionamiento y conseguir visibilidad de tu perfil existen infinidad de fórmulas, pero como primer paso será interesante que tengas en cuenta estas recomendaciones a la hora de rellenar ciertas secciones de tu perfil.

«Titular profesional»

Se trata del apartado de tu perfil que se sitúa debajo de tu nombre y apellidos. A pesar de que muchas personas usuarias de la herramienta no dedican mucho tiempo a trabajar dicho titular, te aseguramos que si quieres conseguir visibilidad, será vital que trabajes a fondo este apartado. Debes tener en cuenta que en el supuesto de que las palabras clave que has introducido en tu titular profesional coincidan con las que han escrito las empresas al intentar buscar perfiles similares al tuyo, poco a poco la herramienta te irá posicionando mejor de manera orgánica. Para ello, será recomendable analizar las ofertas de empleo de tu interés e identificar en ellas esas palabras clave (como el nombre del puesto de trabajo, ciertas competencias o habilidades…) e introducir las mismas en tu titular profesional de LinkedIn.

«Acerca de»

Siguiendo la misma lógica que en el apartado anterior, en esta sección también será muy recomendable introducir las palabras clave identificadas. Además, contaremos con más espacio para introducir más caracteres y es por ello que podremos proporcionar información acerca de nuestro objetivo profesional y nuestra situación laboral actual (en el caso de estar en desempleo, habrá que comentarlo en esta sección y no en el titular profesional).

«Aptitudes y validaciones»

La inestabilidad a la que tienen que hacer frente la mayoría de las empresas hoy en día, ha traído consigo que quieran estar preparadas para adaptarse a nuevas situaciones y estén buscando nuevos caminos. Es por ello que cada vez más organizaciones solicitan ciertas competencias y habilidades a las personas que van a formar parte del equipo. Por tanto, este apartado de LinkedIn es uno de los que más importancia cobra para las empresas. Para comenzar a trabajarlo, tendremos que dar un primer paso de auto-análisis. Identificar de manera clara las fortalezas con las que contamos y seleccionar aquellas que consideremos que más valorarán las empresas a las que nos gustaría acceder, e introducirlas en dicha sección.

Tras aplicar estos consejos para conseguir visibilidad de nuestro perfil, el siguiente paso sería trabajar una buena estrategia de LinkedIn.

Profundizaremos más sobre este tema en una siguiente entrada de nuestro blog. Por tanto, si tienes interés, te recomendamos que nos sigas de cerca.