Goretti Aranburu Epelde

25/09/2020

Para los diseñadores Photoshop se ha convertido en una herramienta imprescindible que lleva décadas en nuestros ordenadores. Hemos visto nacer sus versiones más mejoradas, nuevas, más complicadas o más sencillas, más digitales… Y es cierto que a la hora de trabajar la imagen podemos realizar trabajos de una manera sencilla, cómoda y profesional.

Sin embargo, hoy quiero ofrecer alternativas similares a Photoshop, sobre todo porque son gratuitas y se pueden utilizar de una manera libre sin perder de vista la profesionalidad.


GIMP, un clásico de moda

www.gimp.org

GIMP es desde hace tiempo la principal alternativa de Adobe Photoshop. Es gratuito y está lleno de capacidades. Funciona en Linux, Windows y Mac. Se pueden hacer máscaras de capas, etc. y se está desarrollando constantemente como cualquier programa comercial.


Photopea

www.photopea.com

Este editor lleva 10 años en la red y es compatible con formatos como XCF, PDF, PSD, RAW, XD, Sketch, SVG, TIFF, etc. Actualmente es muy popular como alternativa a Photoshop. No hace falta instalar el programa ni pagar una licencia.


PIXLR editor

www.pixlr.com

Podemos crear collages, hacer ajustes inmediatos a nuestras fotos, corregir errores, utilizar miles de plantillas, aplicar filtros y crear capas. Trabaja con PSD, Webp, SVG, PXD, etc. Este programa es mucho más práctico que otros editores y en pocos minutos podemos conseguir contenidos de gran calidad. Tanto la versión para navegador como la versión del escritorio tienen una interfaz diferente a la de Photoshop.


Krita, ilustración accesible

www.krita.org

Krita es un programa profesional de pintura digital, gratuito y de código libre. Esta herramienta ha sido creada por artistas que quieren poner a disposición de todas las personas la capacidad de la ilustración. Más orientado al dibujo digital.


Canva

www.canva.com

Hemos hablado muchas veces de Canva. Es fácil de usar, su apuesta es la sencillez sin olvidar la calidad. Con Canva podemos utilizar miles de plantillas, filtros, elementos creativos y diferentes estilos de fuentes. Los recursos gratuitos son limitados y para poder conocer todo lo que tiene para ofrecer, tenemos que pagar una cuota mínima, pero es mucho más asequible que la de Photoshop.