Avatar

21/07/2017

Arantxa Erasun Urtzelaieta, andoaindarra convertida en hernaniarra, actualmente trabajando en Harago Aholkularitza. Es licenciada en periodismo, pero ha tratado la comunicación en varios proyectos. Estos últimos meses está trabajando en el programa JABE, que trata de empoderar a la mujer y tratar de que superen los límites internos. Hace poco, ha ofrecido el curso «Claves para hablar en público», dentro del plan formativo que hemos diseñado para Elkar argitaletxea. Tras la formación, y viendo el interés del tema, le hemos realizado la siguiente entrevista.

¿Qué contexto es el más adecuado y cuál el menos adecuado a la hora de hablar en público?

El primer paso importante a la hora de hablar en público es tener en cuenta el contexto y darle la importancia que requiere. Por un lado, hay que tener en cuenta a las personas oyentes que forman parte del contexto, pero también el tema por el cual estamos allí y el ámbito de comunicación en el que nos movemos.

Teniendo todo esto en cuenta,  cualquier contexto no conocido se nos hará dificil, pero lo conseguiremos si nos preparamos para adaptarnos a él. Se aprende practicando y necesitaremos mucha práctica para poder desenvolvernos adecuadamente.

¿Cómo sentirnos seguros/as con tantos elementos que nos pueden hacer sentir inseguros/as?

La confianza es la que nos hace sentirnos seguros/as, la confianza en nosotras mismas. En ese sentido, tenemos que buscar la confianza interior. Preparar bien lo que vamos a comunicar y practicar nos ayudará a bajar el nivel de inseguridad. No nos olvidemos de nuestras ganas y motivación por hacerlo bien, serán el motor de todo.

Por ese lado, aquello que nos una a nuestros objetivos y creencias será será nuestra fortaleza.

¿Qué le recomendarías a alguien que no ha hablado nunca en público?

Que esté conectado a si mismo/a, ser uno/a mismo/a, que el tema siempre se enfoque desde el interior y desde aquello que nos conecta a él. La verdad nos dará esa credibilidad que a la vez nos transmitirá confianza. La persona oyente se sentirá más identificada con nosotros/as y, por lo tanto, la comunicación fluirá, será de persona a persona.

¿Qué importancia tiene la expresión corporal en la comunicación?

El cuerpo, al igual que las emociones, es clave para la comunicación. No comunicamos solo con las palabras, comunicamos también con lo que sentimos y la eficacia a la hora de comunicar está unido con todo esto.

La voz, las manos, los gestos faciales, el movimiento… son claves y, en coherencia con las palabras, se creará un baile muy eficaz a la hora de hablar en público.

Seguro que has visto diferentes niveles entre el alumnado, ¿cómo los organizarías?

Le dedicaría más esfuerzo a estudiar el campo de la expresión corporal. Es más habitual la preparación en el campo de las palabras, pero no trabajamos tanto la expresión corporal. No es lo mismo hablar en la radio o hablar en público. Es posible que utilicemos las mismas palabras, el mismo tono, pero el cuerpo tiene otra «labor» a la hora de hablar en público.

Además, le dedicaría un tiempo a la conciencia y la gestión de las emociones. El simple hecho de ser conscientes nos ayudará a buscar caminos para hacer frente a los miedos y reforzar la confianza. Hay mucho camino que recorrer en este ámbito, ya que es habitual dejarlo olvidado.

 

¡Muchas gracias Arantxa, y esperamos que sigas trabajando más allá de los límites!